Los yacimientos

Los yacimientos de Complutum y la Casa de Hippolytus fueron catalogados como Bien de Interés Cultural por la Dirección General de Patrimonio Cultura de la Conserjería de Cultura de la Comunidad de Madrid el 24 de octubre de 1988 (1), siendo abiertos al público casi veinte años más tarde, el 6 de agosto de 2008. Desde entonces, pertenecen a la Red de Yacimientos visitables de la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, los primeros trabajos realizados en la ciudad romana se retrotraen al siglo XVI, momento en el que realizan excavaciones alegales al no existir una norma reguladora de los trabajos arqueológicos, y también se sufre el expolio de muchos materiales hoy desaparecidos. Fue Ambrosio de Morales, humanista y rector del colegio de Teólogos y Cánones de Alcalá de Henares, quien debido a su actividad como cronista del rey Felipe II comenzó a establecer los principios y pautas para el estudio de las antiguëdades.

Ambrosio de Morales

Ambrosio de Morales

En sus “Opúscolos castellanos”, Morales describe con toda la minuciosidad que le permite la época el yacimiento de Complutum, incluyendo las inscripciones y el lugar original en el que se encontraban. Además, sitúa geográficamente los límites de la ciudad y justifica su exposición mediante las menciones que a la ciudad se hacen en obras de la Antigüedad. Al parecer, esta insistencia en delimitar el espacio urbano de Complutum deriva del interés de los vecinos de Guadalajara de aquella época en autodenominarse herederos de la antigua ciudad romana.

Tenemos que saltar al siglo XVIII para encontrar nuevas referencias a la antigua ciudad romana de Alcalá de Henares. Enrique Flórez, historiador oficial de Fernando VI, rector en el Colegio de los Agustinos de Alcalá de 1739 a 1743 y catedrático de Teología de la Universidad de Alcalá de 1751 a 1758, habló de Complutum en el tomo VII de su obra “España Sagrada”. Hace un repaso de nuevo a la localización e historia de la ciudad romana siguiendo a Ambrosio de Morales, dedicando ya los últimos capítulos a los mártires Justo y Pastor y al proceso de cristianización y obispado de Complutum.

Fidel Fita

Fidel Fita

A finales del siglo XIX revive de nuevo el interés por Complutum de manos de varios autores de la época. A este respecto es importante mencionar al jesuita Fidel Fita, miembro de la Real Academia de la Historia que tras estudiar las inscripciones de Complutum denunció el abandono no sólo de éstas sino de la ciudad romana, reclamando incluso la construcción de un museo para ello: “¿No sería justo y conveniente, ya para facilitar el estudio de estos monumentos, ya para evitar que se pierdan, ya, en fin, para gloria legítima de las personas o corporaciones que los han descubierto y conservado, que se crease con ellos una sección del Museo Arqueológico en Alcalá, como lo han hecho y lo hacen otras ciudades de la Península, menos ilustres por su nombradía literaria que la patria de Miguel de Cervantes?” (1880). Dos años después, se crearía un museo alcalaíno cuyos fondos estaban compuestos en su mayoría por epígrafes, situado en el Archivo General Central de Alcalá y llamado Museo Complutense de Antigüedades.

Otros personajes de la época interesados por Complutum fueron José María Escudero de la Peña, quien fuera jefe del Archivo General Central, Ramón Santa María, uno de los archiveros, y el conocido Manuel Laredo. Sin embargo, vamos a destacar a José Demetrio Calleja y a su obra “Compluto Romana. Estudio acerca de su importancia y de los notables objetos de arte hallados en sus ruinas”. Como se observa en el título de su escrito, profundizó más en el estudio de Complutum especialmente al llevar a cabo una relación de los hallazgos y además, situarlos sobre el mapa. Sin embargo, comete algunos errores quizá al dejarse llevar por ciertos mitos (2): mantiene la denominación mítica de Iplacea y la cristianización de Complutum por el apóstol Santiago. Además, defiende la etimología griega del nombre de la ciudad y también la presencia de una de las legiones de Trajano que estuvieron en la Península Ibérica.

Hasta ese momento y más adelante, no hubo excavaciones arqueológicas como tal. Los objetos aparecían al llevarse a cabo las labores de labranza con el arado por parte de los propietarios de los terrenos y en los años 60 del siglo XX fue parcialmente destruida. Fue ya en 1980 cuando se comenzaron a sistematizar los trabajos en los yacimientos y en 1988, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares adquirió los terrenos, unas 18 hectáreas, para frenar la construcción de edificios hacia el oeste. Entre 2006 y 2009 comenzaron los trabajos para la constitución de un Parque Arqueológico visitable (3).

Se establecieron algunas directrices para llevar a cabo los trabajos de musealización que podemos dividir en cuatro puntos:

  1. Intervención mínima: se trató de evitar el añadido de estructuras o materiales así como de mover los elementos que constituyen el yacimiento.
  2. Exposición in situ
  3. Anastilosis: las reconstrucciones necesarias se harían usando materiales del propio yacimiento.
  4. Mantenimiento de los ejes de circulación original: las antiguas calles por las que paseaban los habitantes de Complutum serían las mismas por las que se moverían los visitantes del yacimiento. No obstante, hubo que hacer dos excepciones en este punto. La Casa de Hippolytus y la Casa de los Grifos requerían de una cubierta que protegiera los mosaicos y las pinturas murales respectivamente no sólo de las inclemencias del tiempo sino también de posibles actos vandálicos..

A estas medidas hubo que añadir una más: el derribo de la antigua ermita de los Santos Niños en 2006 que hasta entonces había protegido el llamado tradicionalmente Paredón del Milagro.

Los trabajos en Complutum siguen en la actualidad; en 2014 Sandra Azcárraga descubrió mediante fotografía aérea nuevos emplazamientos de la ciudad: una planta urbana de 30 hectáreas en lo alto del Cerro del Viso, un posible asentamiento carpetano de 7 hectáreas y el que puede ser el primer teatro documentado en la Carpetania. A estos hallazgos hay que añadir la inminente apertura al público de la Casa de los Grifos y del Centro de Interpretación.

——————–

(1) BOE 27/12/1988; (310); 36277

(2) VALLEJO GIRVÉS, Margarita. El interés por el Complutum Romano a finales del siglo XIX desde los albores del tercer milenio.

(3) RASCÓN MARQUÉS, Sebastián y SÁNCHEZ MONTES, Ana Lucía. El foro de la ciudad romana de Complutum. VI Congreso Internacional de Musealización de Yacimientos y Patrimonio, pág. 340-351, 2010.