Hippolytus

El yacimiento de la Casa de Hippolytus fue detectado en 1989 durante la realización de la Cata Arqueológica de la Comunidad de Madrid y fue excavado entre 1990 y 1998. Se trata de una agrupación colegial de Complutum, un collegium iuvenum. Este tipo de instituciones se caracterizaban por su refinamiento tanto lúdico como formativo y evidentemente estaba enfocado a la educación de los hijos de la nobleza urbana. El lugar toma su nombre del mosaico principal, una escena de pesca firmada por el mosaicista Hippolytus, y fue fundado como acto benéfico por la familia de los Anios, provenientes de Clunia.

Además de las propias instalaciones del colegio, existían también unos jardines orientalizantes y un mausoleo funerario hoy desaparecido pero del que tenemos constancia gracias a su descubrimiento en 1881. La zona visitable actualmente es la schola, la zona norte del complejo cuyas funciones básicas eran tres:

  • Lúdica: las termas, además de para la higiene, funcionaban como espacio para socializar.
  • De reunión: tanto las cocinas como los jardines son espacios amplios en los que los estudiantes podían juntarse para debatir y charlar.
  • Religiosa: la estancia de la estatua de Diana representa un lugar en el que hacer ofrendas y llevar a cabo actos religiosos.

La Casa de Hippolytus

Es posible que la casa tenga un origen prerromano ligado al pozo de aguas mineralizadas que hay las cercanías, la fuente del Juncal, y fechado entre los siglos III y II a.C. El edificio romano data del siglo I d.C. y fue restaurado en el siglo III d.C, cuyos restos son los que observamos hoy. Más adelante, unas sepulturas cristianas alargan la cronología del lugar hasta los siglos V y VI d.C.

En la fachada norte se encontraban unas tabernae o tiendas del siglo I d.C. que estuvieron en uso hasta el siglo III d.C. Al Norte y al Oeste se abrían las estancias y al Este y al Sur, los jardines, y todo el complejo se completaba con una zona termal. Además, había un pórtico en el que abundaban varias plantas ornamentales y también medicinales, destacando el hipérico, y un patio cerrado en el que se encontraba el frigidarium de la zona termal, con una piscina trilobulada en el lado occidental y una piscina cuadrada en el lado oriental.

El Mosaico de Pesca

Este mosaico es sin duda la parte más llamativa del yacimiento. Se trata de una escena en la que tres erotes sobre una barca lanzan las redes a unas aguas llenas de una fauna marina perfectamente detallada y en la que se reconocen las siguientes especies: dorada, calamar, pulpo, pez espada, langosta, gamba, sepia, delfín y erizo de mar. Este catálogo de la fauna marina mediterránea tenía un carácter didáctico para los jóvenes que estaban allí. En esta obra es donde vemos la firma del artista Hippolytus que da nombre al yacimiento y la mención a la familia de los Anios como mecenas.

Las termas

Al sur se encuentra el praefurnium, calderas desde la que se emitía aire caliente hacia las zonas de agua caliente compuestas por un hipocaustum y pilas de ladrillo y también donde se encontraba en horno para cocinar. El sala occidental, el tepidarium, había otro baño.

Las letrinas eran grandes y estaban decoradas y era frecuente su existencia en establecimientos termales y en las sedes de colegios. Actualmente se pueden observar los conductos del agua, los asientos y las pilas de aseo, que en origen seguramente estarían hechas de mármol.

Todo este complejo relacionado con el aseo y el ocio estaría relacionado con un pozo cercano de agua mineralizada con sulfatos, aguas medicinales relacionadas con la cercana Fuente del Juncal que aún se puede contemplar.

Los jardines

Se extendían delante de la fachada oriental por el sur y llegaban hasta el hoy desaparecido mausoleo de los Anios. Consistían en un paseo de tierra con un banco corrido de piedra en el que sentarse, todo ello rodeado por celosías con toldos de cañas y lonas para procurar sombra.

El santuario de Diana

Al Nordeste existe una pequeña habitación en la que se levanta una columna y se encontró un conjunto de Diana Cazadora, la cual parece ser una copia de la Ártemis-Diana de Ostia-Berlín.